Imprimir esta página
Martes, 06 Agosto 2019 15:40

5 formas de innovar tu pequeña empresa y convertirla en un gran negocio

Valora este artículo
(0 votos)
Aceptar Tarjeta de crédito Aceptar Tarjeta de crédito

En plena era digital, la innovación y actualización es fundamental para el desarrollo de un negocio. Si quieres descubrir cómo desarrollar el potencial de tu empresa, sigue leyendo.

En la vida hay que tomar riesgos, de hecho, son necesarios para aprender y lograr alcanzar nuestras metas, dejando de lado el miedo y saliendo de nuestra zona de confort.

De la misma manera es con las empresas; sin importar su tamaño, los desafíos siempre están presentes y con ello, las oportunidades de crecimiento. Siempre es buen momento para darle vuelta a la página, dejar atrás los vicios y errores del pasado para echar a andar nuevos proyectos.

En muchas ocasiones creemos que innovar está reservado únicamente para las grandes corporaciones, expertos creativos y analistas con años de experiencia, sin embargo no es así.

Por grande o pequeño que sea, ningún negocio es estático, siempre está sujeto a cambios ya sea por factores internos o externos. La clave está en caminar de la mano con las transformaciones, buscar nuevas y mejores soluciones, desarrollando estrategias en pro de estimular un crecimiento.

Guía:

Cómo aceptar Tarjetas de Crédito en tu negocio 

Permítenos asesorarte con esta Guía sin costo que te ahorrará tiempo y te ayudará

a conocer esta nueva solución de pago.      

¡Descárgala ahora! 

Sólo recuerda que el grado de crecimiento dependerá de ti y las decisiones que lleves a cabo para mantenerte vigente en el mercado. Por eso, te compartiremos 5 estrategias que no debes pasar por alto para alcanzar el éxito y convertirte en un referente en tu sector. 

La innovación es lo que distingue a los líderes de los seguidores.

-Steve Jobs  

  • Establece metas

Observa cuál es el panorama de tu empresa, cómo se encuentra. Plantéate algunas preguntas como: ¿cuáles son mis áreas de oportunidad?, ¿qué necesito desarrollar?, ¿necesito expandirme?, ¿diversificarme? A partir de ello deberás tomar cartas sobre el asunto y establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Es importante que tengas los pies bien puestos sobre a tierra y cuentes con el conocimiento de todos los movimientos dentro y fuera de tu organización, básicamente deberás realizar un diagnóstico donde analices cuáles son tus mejores prácticas, qué operaciones funcionan y cuáles no; deberás tomar en cuenta tus limitaciones y estar atento para tomar las oportunidades que se presenten.

  • Revisa tus números

Esto implicará mantenerte al tanto sobre las entradas y salidas de dinero, es decir, tu flujo financiero. Para ello deberás solicitar información que te permita realizar un balance general, estado de resultados, rentabilidad, así como estado de cambios en el capital contable.

Deberás valorar tus carencias y la forma en que saldrás adelante de éstas, para ello te recomendamos que más que medir tu eficiencia con base en la cantidad que facturas, analices cómo generas las ventas y ganancias dentro de tu compañía. Asimismo, es importante que cortes gastos innecesarios sin confiarte del superávit que pudieras llegar a tener.

Utiliza una base de datos para recopilar y entender tu escenario en cuestión de números, así, con base en información real, tomar medidas para mejorar los procesos dentro de tu negocio. 

Ya que has revisado tu escenario en términos numéricos, es momento de determinar a qué lugares dirigirás tu capital. 

  • Tu equipo, tus aliados

Los trabajadores de tu empresa son más que empleados, son tus socios, personas con talento que con la motivación e incentivación adecuada serán capaces de desarrollar grandes propuestas y mejoras 

Para ello, deberás establecer un entorno laboral que plantee desafíos, nuevos retos, oportunidades de crecimiento profesional e incluso personal.

Procura conformar un equipo de trabajo diverso, con distintos talentos, experiencia profesional y perspectivas diversas. Esto te permitirá ampliar tu panorama, ver más allá de lo que tus ojos ven, aprender, enriquecer las propuestas en mente y elaborar estrategias en conjunto, que generen empoderamiento y noción de responsabilidad en cada una de las partes.

Mantén siempre ojos y oídos abiertos, permite la participación activa de tu equipo, recuerda que todas las opiniones son importantes y pueden aportar grandes cambios. Los grupos de trabajo sólidos y con metas definidas son más fuertes en momentos de crisis.

  • Moderniza tu cobranza

La tecnología ha avanzado a pasos agigantados y con ello las formas de realizar las operaciones de cobranza.

Las finanzas de tu negocio se pueden ver afectadas por la poca flexibilidad en cuanto a métodos de pago se refiere. Los clientes utilizan cada vez menos dinero en efectivo, por lo que aceptar tarjetas de crédito es una comodidad que debes ofrecer a tus clientes, sí o sí.

Ocuparse de mejorar la circulación del dinero aumenta las posibilidades de supervivencia, permanencia y desarrollo de tu empresa.

Contar con una terminal bancaria, aceptar transferencias electrónicas, incluir pagos anticipados o meses sin intereses son algunos incentivos que diferenciarán tu negocio del resto, además te permitirán agilizar tus procesos. 

Como sabemos que tener distintas terminales bancarias puede ser un dolor de cabeza, ya que debes tratar directamente con algunos bancos y en muchas ocasiones no se aceptan todas las tarjetas de crédito, te sugerimos que busques la opción que más te convenga, en términos de costo, beneficios y necesidades de tu empresa. 

Las diferentes soluciones que puedes implementar para aceptar tarjetas de crédito son:

  • Terminales Punto de Venta Fijas y Móviles
  • Cobros con tu celular
  • Conexión con tu sitio o página web, si es que estás implementando e-Commerce
  • Cobros a meses sin intereses
  • Cargos recurrentes

Con estas opciones podrás estar al tanto de tus operaciones en tiempo real, automatizar tu cobranza, crear reportes, registros sobre tus clientes y sus pagos, así como comprobar los gastos de tu empresa.

acepta-tarjeta

  • Reinvéntate

Los constantes cambios en el panorama mundial, invariablemente tienen efecto en tu negocio, por lo que quedarse en la zona de confort nunca será una opción.

Si bien existen muchas compañías exitosas cuyos procesos ya están comprobados, copiar la misma receta no garantiza resultados equivalentes. El secreto está en atreverse a ser diferente, ¿cómo?

Mantente actualizado sobre las tendencias y problemáticas actuales, sin dejar de preguntarte día con día cómo puedes hacer para mejorar. La clave es crear un valor agregado.

Replantea los valores de tu empresa, cómo está tu cultura organizacional, vierte propuestas y soluciones creativas, poniendo especial atención en las formas de relación entre los consumidores y tu negocio.  

Tus clientes son los personajes más importantes, sin ellos nada es posible. Generar un engagement y compromiso con tus consumidores te garantizará una relación sólida y duradera con éstos. Para ello, deberás involucrarte con sus problemas, deseos y necesidades, construir un canal de confianza a través de una comunicación bidireccional y un vínculo emocional por medio de tus contenidos, productos o servicios.

El crecimiento y desarrollo depende de ti y tu disposición de explotar el máximo potencial. A medida que tu empresa crezca, deberás desarrollar estrategias para fomentar con esa evolución. Recuerda que no hay negocios pequeños si las metas son grandes.

¡Contacta con un especialista! 

Nuestros especialistas te orientarán acerca de la mejor solución a implementar en tu negocio.  

¡Agenda tu cita, ahora!

Artículos relacionados (por etiqueta)